Portada

Alimentos prohibidos para perros y otras sustancias nocivas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

El perro y más aún el gato, carnívoro estricto, no tiene las mismas necesidades nutricionales que los humanos, ni pueden metabolizar todas las sustancias que forman parte de nuestra dieta, por eso resulta de suma importancia conocer la lista de los alimentos prohibidos para nuestras mascotas.

 

Algunas familias de alimentos, como los hidratos de carbono complejos, son difícilmente digeribles por los animales y no deben integrarse en sus dietas en porcentajes superiores al 10% (4-5% para gatos) del total del alimento consumido.

 

Además de la discusión sobre las cantidades, también es importante saber qué categorías de alimentos representan, por su composición natural, un grave peligro para el organismo de los perros. Por eso es conveniente, para no improvisar con su alimentación, darles Dog Chow.

 

No todas las sustancias venenosas para los perros lo son de la misma manera: algunas tienen la capacidad de provocar reacciones más o menos inmediatas, incluso en dosis muy pequeñas, mientras que las altas necesitan más tiempo y dosis para ser dañinas.

Comidas tóxicas para perros

 El peligro del alcohol en los perros

El alcohol es un verdadero veneno para los perros, porque su función hepática no es completamente eficiente, y al ser ingerida, provocará un estado de embriaguez. Por eso es importante saber que en alimentos reconocidos como master dog esa sustancia no está presente, lo que los vuelve totalmente seguros para nuestras mascotas.

 

Hay que tener en cuenta, que cualquier bebida alcohólica o sustancia que contenga alcohol (como colutorios o perfumes) y que estén al alcance de nuestro perro podría producir graves efectos sobre su salud.

 

Asimismo, el grado de intoxicación dependerá del peso del animal y de la concentración de alcohol presente en el alimento o líquido ingerido por el perro.

 

 

¿Cómo reconocer los síntomas de intoxicación por etilo en perros?

Los perros borrachos en realidad están en medio de una intoxicación grave. Nunca se les debe dar alcohol por diversión ni permitirles comer alimentos en fermentación (fruta podrida).

 

Los efectos inmediatos de los perros que beben alcohol son:

 

        Falta de coordinación;

        Movimientos intestinales involuntarios;

        Falta de respuesta a los estímulos;

        Convulsiones;

        Dificultad para respirar;

        Hipotermia;

        Ritmo cardíaco lento.

 

Es importante saber que si la dosis de alcohol es alta y el perro no recibe tratamiento oportuno, la muerte puede ocurrir en cuestión de horas.

 

Si sospechamos que nuestro perro ha ingerido alcohol por error, debe ser llevado inmediatamente a urgencias veterinarias donde el especialista decidirá el tratamiento a seguir en función del peso del animal y la dosis ingerida.

 

Cuantos más datos podamos aportar al veterinario, más posibilidades tendrá nuestro perro de recuperarse. Normalmente, el tratamiento de la intoxicación por alcohol consiste en la administración intravenosa de líquidos, glucosa y algunos medicamentos anticonvulsivos.

 

Al sanar, el perro estará listo para volver a una dieta equilibrada, sana y autorizada por el veterinario, quien le permitirá comer su Dog Chow oferta.

 

El peligro del lúpulo y la cerveza en los perros

El lúpulo es altamente dañino para el organismo de los perros. Su planta, ya sea fresca o seca, contiene moléculas aún no detectadas que pueden provocar la muerte del animal en poco tiempo.

 

El síntoma más grave por consumo de lúpulo es la hipertermia maligna. A los pocos minutos de tomarla, la temperatura del perro empieza a subir peligrosamente llegando hasta los 42°C.

 

Ante esa situación, es fundamental llevar el perro inmediatamente al veterinario para intentar bajar la temperatura corporal, ya que una vez que la estructura de las proteínas que componen los órganos vitales comienzan a degradarse, provoca graves consecuencias para todo el organismo.

 

Hasta el día de hoy no hay antídotos ni tratamientos específicos para la intoxicación por lúpulo, ya que aún no se han aislado las moléculas que provocan la intoxicación por esa sustancia.

 

A la hora de alimentarlos, evite todo aquello que contenga lúpulo. Mejor dale a su mascota dog show perros grandes.

 

El peligro de la Marihuana-Hachís en los perros

Para ser letal, la dosis ingerida debe superar los 2g/kg. El principio activo de la marihuana (cannabis sativa) y de su resina (hachís) es el THC, un alcaloide que es detoxificado por el hígado.

 

La absorción es rápida y determina inicialmente un estado de euforia que luego da lugar a efectos más o menos graves como: agitación, movimiento involuntario de los ojos, taquipnea (respiración acelerada), ataxia, hipersalivación, midriasis, taquibradicardia y convulsiones.

 

Si se sospecha que el perro ha ingerido algún alimento de marihuana o incluso hierba seca, será necesario llevar al animal al veterinario. No se trata de una intoxicación elevada sino grave.

 

Es importante saber que no hay nada que temer con la ingesta de productos procesados ​​con extracto de semillas de cáñamo o aceites de CBD sin THC, aptos para el consumo animal.

 

El peligro del chocolate y cacao en los perros

Tanto el chocolate como el cacao son tóxicos para los perros debido a la presencia de un alcaloide: la teobromina. Se encuentra tanto en la versión con leche como en la oscura, aunque esta última tiene porcentajes más altos. La dosis tóxica es de 100-500mg/kg de peso animal.

 

Los principales síntomas son: aumento de la presión arterial, babeo, nerviosismo e hiperexcitabilidad. En los peores casos, pueden ocurrir convulsiones. No existe un antídoto específico para la intoxicación por teobromina y el animal puede morir a las 24 horas de la ingesta.

 

Es fundamental llevar el perro al veterinario para que le aplique la terapia adecuada. Si tenemos carbón activado en casa puede ser útil hacer que el animal lo ingiera para evitar la absorción total de la teobromina. Luego, que coma master dog cachorro.

 

El peligro del café y el té en los perros

Las sustancias con cafeína como el café y el té (la teína es en realidad la misma sustancia a la que se le ha dado un nombre diferente), también tienen un efecto excitante en los perros. La cafeína es un potente estimulante que actúa sobre el sistema nervioso del animal.

 

La dosis tóxica depende del tamaño del animal y de la concentración de cafeína contenida en el alimento ingerido, y se establece en 150mg/kg. En el caso de intoxicación, el tratamiento se dirige a los síntomas, ya que no existe una cura específica.

 

Los efectos observables en el animal que consumió alimentos con té o café son: hiperactividad, dificultad para respirar, frecuencia cardíaca acelerada y, en casos muy raros, puede ocurrir coma.

 

El peligro del tabaco y la nicotina en los perros

La nicotina, contenida en el tabaco y los cigarrillos, es un alcaloide muy dañino para los perros. Puede provocar la muerte del animal si se ingiere en cantidades superiores a 10mg/kg de peso corporal.

 

La nicotina también es muy rápida de actuar, por lo que debe ser muy rápido si sospecha una posible intoxicación. Las colillas de cigarrillos pueden ser un conductor muy peligroso ya que contienen hasta 8 mg de nicotina cada una y el perro puede comérselas para jugar.

 

Afortunadamente, existe un antídoto específico para el consumo de nicotina en perros: la atropina, que actúa igual de rápido y puede contrarrestar los efectos en poco tiempo.

 

Es bueno resolver cuanto antes en urgencias de este tipo y avisar al veterinario de tu llegada para que prepare el antídoto con anterioridad. Lo bueno es que al finalizar el tratamiento, podrá comer su master dog adultos.


Actualizado ( Jueves, 22 de Septiembre de 2022 12:54 )  

Usuarios Online

Tenemos 394 invitados conectado(s)

Buscar en VI.cl