Portada

74% de los adultos chilenos tienen sobrepeso: ¿Cómo mantener el control de las enfermedades asociadas a esta condición?

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
 Diabetes, hipertensión arterial y alteraciones cardiacas están asociadas al sobrepeso u obesidad y mantener su control es fundamental en este grupo de personas. Según estudios recientes, tras la pandemia hay 600 mil obesos mórbidos en el país y los chilenos han subido en promedio 12 kilos desde la llegada del Covid a Chile. A esto se suma, que ocupamos el segundo lugar en el ranking de los más obesos de la OCDE.
 
Las cifras son reveladoras. Según la última Encuesta Nacional de Salud, el 74,2 por ciento de los chilenos tiene sobrepeso, lo que nos posiciona en el segundo país de la OCDE con mayor prevalencia de esta condición.
 
Sin embargo, con la llegada del Covid, esto se ha agudizado, y las extensas cuarentenas, sumado al teletrabajo y un encierro involuntario que disminuyó la movilidad de las personas y aumentó su ansiedad por comer ante la incertidumbre, dejó como consecuencia la preocupante cifra de 600 mil obesos mórbidos en el país, y un aumento promedio de 12 kilos por persona, según la Sociedad Chilena de Cirugía Bariátrica y Metabólica.
 
Las consecuencias de este flagelo son nefastas, puesto que el sobrepeso y obesidad traen consigo enfermedades crónicas, que, como su nombre lo indica, los pacientes deberán tratar y cuidar de por vida y su condición de salud se verá seriamente deteriorada. Las tres principales son la Diabetes, Hipertensión arterial y Alteraciones cardíacas, las mismas que exponen a un agravamiento en el caso de contagio de Covid.
 
Mantener controladas dichas patologías es hoy el desafío, tanto de las personas que las padecen, como de los sistemas de salud, los que deben además salvar la barrera de la distancia social, el confinamiento y el colapso de los servicios médicos, que pone en riesgo la salud de las personas con enfermedades crónicas y los expone al contagio.
 
Es lo que hoy es posible lograr con la aplicación Avis.Care (www.avis.care), que permite a los usuarios contar con un equipo clínico que monitorea permanentemente su estado de salud y se contacta con el paciente si es que alerta algún tipo de irregularidad. Una herramienta que hoy es utilizada de manera particular por quienes contratan el servicio, pero que podría ser una solución integral para aplicar en los servicios públicos del país, permitiendo que personas de escasos recursos también cuenten con ella.
 
¿Cómo funciona? El paciente descarga gratis la aplicación (desde Google Play o App Store), y puede luego conectarla a los aparatos de toma de presión, glucómetro, pesa o electrocardiograma portátil. Cada vez que el paciente tome sus parámetros, el valor viaja automáticamente a la App y se guarda. Si el paciente no cuenta con un dispositivo con bluetooth puede registrarlos manualmente. En paralelo existe un equipo clínico compuesto por enfermeras y médicos revisando todos estos valores las 24 horas al día, los 7 días a la semana. En caso de que exista alguna descompensación o si el paciente se siente mal, este equipo se contacta inmediatamente con él para poder ayudarlo.
 
La App cuenta también con una sección de alimentación con platos que están pensados para personas diabéticas, hipertensas o con alteraciones cardíacas. Además, existe una sección de ejercicios simples para realizar en casa y un recordatorio de medicamentos para evitar el olvido de las tomas.
 
“Su uso está enfocado en personas de todas las edades, con condiciones crónicas tales como diabetes mellitus, hipertensión arterial, sobrepeso/obesidad (asociado a estas enfermedades) y/o alteraciones cardíacas. También para familiares, cuidadores o tutores de los pacientes que tienen una enfermedad crónica. Hoy es una herramienta fundamental, para poder descongestionar los servicios de urgencia del país, ya que evita que una persona asista a este lugar por una ‘falsa alarma’ o, si por el contrario efectivamente sufre una alteración en sus parámetros, inmediatamente se le da orientación clínica a distancia por un equipo de profesionales de salud. En el caso además, de que necesite ser visto presencialmente por un médico en un servicio de urgencia, el profesional de la salud encargado hará las gestiones necesarias para su traslado”, explica Pamela Mayorga, Enfermera Jefe del equipo de monitoreo.
 
También cuentan con un dispositivo que toma electrocardiograma en su domicilio y entrega los resultados en sólo 30 segundos, lo que permite saber si la persona efectivamente está sufriendo una alteración cardíaca y necesita atención médica urgente o sus síntomas son consecuencia de otro tipo de complicación, como por ejemplo una crisis de pánico que produce una taquicardia.
 
 

Usuarios Online

Tenemos 473 invitados conectado(s)

Buscar en VI.cl