Vi.cl

Portada Noticias Salud Cómo mantener una alimentación saludable en el trabajo

Cómo mantener una alimentación saludable en el trabajo

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
 Según las últimas cifras entregadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Chile lidera el porcentaje de adultos con exceso de peso en Sudamérica, alcanzando un 63% de la población total. 
El sedentarismo es una de las razones de esta cifra preocupante, ya que el 80,2% de los mayores de 18 años no realiza suficiente actividad física durante la semana. Las jornadas de trabajo, que son entre ocho a diez horas diarias en las que las personas pasan sentadas en sus oficinas, y el estrés explican, en parte, por qué un gran porcentaje de chilenos tiene sobrepeso y obesidad.
"Nuestros hábitos de alimentación tienen estrecha relación con nuestra capacidad de concentración y productividad. Por lo tanto una correcta nutrición nos lleva a desempeñarnos de una mejor manera en lo laboral", asegura María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods.
Según explica la experta, justamente en el horario de oficina se pueden combatir estas cifras, con una alimentación pensada para aquellos que pasan gran parte del día en sus lugares de trabajo. Para eso, afirma, es necesario crear conciencia sobre la cantidad de horas de ayuno por las que pasan las personas entre las comidas principales, las cuales no pueden superar las cuatro horas, entre cada colación.
"Planificar es la palabra clave. Si nos preocupamos de tener siempre disponible una opción saludable de colación no deberíamos caer en tentaciones como las galletas y snacks salados, entre otros", comenta Jara.
Entre las recomendaciones de la nutricionista se encuentran:
- Hacer una gran compra de frutas y verduras durante el fin de semana para distribuirlas en el resto de los días laborales. Se puede llevar como ensalada de fruta o como fruta entera y mantenerla en el escritorio.
- Si se cuenta con un refrigerador en el lugar de trabajo, se pueden llevar lácteos bajos en grasa como yogurt o leche.
- Los frutos secos también son una opción saludable, pero hay que tener cuidado con el tamaño de la porción, porque son altos en calorías.
- Mantener siempre una botella de agua en el escritorio. Eso permitirá mantenerse hidratado todo el día. También existen las aguas saborizadas con stevia que pueden ser consumidas libremente en el día, puesto que son bajas en calorías. 
- Evitar el café con azúcar y preferir endulzantes sin calorías, como la stevia y sucralosa.

Equivalencia en el uso de endulzante y azúcar 

Día a día son más las personas que prefieren consumir endulzantes naturales en vez de azúcar, ya sea por motivos de salud o por querer cambiar sus hábitos de alimentación y así mantener un estilo de vida más sano.
Actualmente, en el 70% de los hogares chilenos se pueden encontrar diversos tipos de endulzantes, lo que indica que la conciencia por una alimentación saludable se encuentra presente en los consumidores.
De esta forma, el reemplazo del azúcar por estos productos naturales se ha convertido en un hábito para los chilenos. Sin embargo, aún existen varias dudas en torno a la equivalencia de los endulzantes y el azúcar, debido al desconocimiento que existe sobre el tema. ¿Cuántas gotitas?, es la típica pregunta que se escucha cuando alguien ofrece una taza de té o café. 
"La sucralosa es 600 veces más dulce que el azúcar mientras que la stevia es 300 veces mayor que ésta, hay que tener claro que necesitamos mucha menos cantidad de estos endulzantes para conseguir el mismo efecto que el azúcar", explica María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods, empresa de alimentación saludable.
"Los consumidores también tenemos responsabilidades y una de esas es darnos el tiempo de leer la información en los envases de los productos para utilizarlos de manera responsable y consciente", agrega.
Según indica la especialista, la equivalencia va a depender del formato del endulzante a utilizar (líquido, en tableta o en polvo). Además, es recomendable revisar el envase donde vienen contenidos, ya que en estos también encontramos la información con respecto a su equivalencia con el azúcar. Todo esto con el fin de no cometer excesos y utilizar estos productos de manera responsable.
Equivalencia:
Stevia:
           1 cucharadita de azúcar (aprox. 5g) = 5 gotitas = 1 tableta = ½ sachet

Sucralosa:
           1 cucharadita de azúcar (aprox. 5g) = 5 gotitas = 1 tableta = ½ sache


¿Realmente engordan?: Todo lo que hay que saber de los endulzantes


El sobrepeso y la obesidad son dos problemas que han conquistado la mayoría de los países desarrollados y en vías de desarrollo. La razón se debe, principalmente, al alto consumo de azúcar que existe en sus habitantes.
A partir de eso, se inició una búsqueda por reemplazar el dulzor de la sacarosa por otros productos que dieran un sabor parecido a las diferentes preparaciones, creando así un boom de la venta de los endulzantes y decenas de alternativas en el mercado, en diferentes formatos. De esta forma surgieron los edulcorantes naturales y artificiales, calóricos y no calóricos.
Estos últimos son utilizados como estrategia en el tratamiento del exceso de peso ya que pueden ayudar a la pérdida de peso como también mejorar la adhesión de la dieta. Por otra parte, son ampliamente recomendados para personas que padecen diabetes o resistencia a la insulina ya que contribuyen al control de los niveles de glucosa en la sangre.
"El uso de endulzantes es de gran ayuda a la  hora de reducir el consumo diario de calorías pero si el objetivo es bajar de peso siempre se debe acompañar de una dieta saludable y equilibrada como también por la realización regular de actividad física", explica María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods, empresa de alimentación saludable.
En Chile, son cuatro los endulzantes más comercializados: la sacarina, el aspartamo, la sucralosa y la stevia. Los primeros dos caen en la clasificación de artificiales mientras que los dos últimos se consideran de origen natural. Todos estos productos han sido evaluados por diversas organizaciones que garantizan su inocuidad antes de salir al mercado, es decir son productos aptos para el consumo humano. 
A pesar de que han sido aprobados para su consumo, existen muchas controversias debido a que su uso se podría asociar a efectos no deseables o contrarios al objetivo principal de su uso. Es por esto, y porque aún los estudios no son concluyentes, la especialista recalca que se debe hacer un llamado a la población de consumir estos productos de manera responsable e informada, respetando la dosis máxima de consumo según las recomendaciones realizadas por diversas organizaciones internacionales como la FAO (Food and Agriculture Organization) y la OMS (Organización Mundial de la Salud)

Mitos y realidades de los endulzantes

No cabe duda que los endulzantes han tomado gran protagonismo en el mercado, en especial cuando se trata de una alimentación sana. Actualmente, existen decenas de edulcorantes, naturales y artificiales, que son preferidos por las personas en reemplazo del azúcar.
Pese a que estos llevan varias décadas en el mercado, para muchas personas este producto genera dudas acerca de su consumo y cómo afecta al cuerpo, en especial en el último tiempo.
Aunque son varias las personas que deciden reemplazar el azúcar por los endulzantes, pensando que con su libre consumo no aumentarán de peso,  en la realidad esto no es así. Según explica María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods, empresa de alimentación saludable; el que estos productos no aporten calorías, no significa que se puedan usar sin restricciones, ya que cada uno de ellos tiene una dosis máxima de consumo. 
Lo mismo ocurre con la cantidad a usar en los diferentes formatos en que vienen, ya que como señala la especialista, no es lo mismo una cucharada de azúcar a una de stevia líquida, por ejemplo, puesto que la intensidad del dulzor es diferente.
"Los endulzantes son entre 30 a 600 veces más dulces que el azúcar, por lo tanto, se necesitan porciones mucho más pequeñas para lograr la misma intensidad de dulzor", afirma Jara. 
"Se recomienda siempre leer el etiquetado de cada producto para conocer su equivalencia con una cucharadita de azúcar como también la cantidad máxima que puedo consumir al día", agrega.
Además, hace referencia  que aunque los endulzantes son utilizados como una herramienta para combatir el sobrepeso y la obesidad, hay que tener claro que para lograr una pérdida de peso, su consumo tiene que estar acompañado de otras estrategias como una dieta equilibrada y la actividad física.

A continuación algunos mitos y realidades de los endulzantes:

Mitos:
Los endulzantes se pueden consumir libremente: Los endulzantes tienen un consumo máximo diario y esa información la podemos encontrar en los envases de los productos como IDA (Ingesta Diaria Admisible) y va a depender del peso de la persona.
Reemplazar el azúcar con la misma cantidad de endulzante: La cantidad a utilizar varía dependiendo del formato de los endulzantes (líquido, tabletas o en polvo). Por lo mismo es importante leer el etiquetado de cada producto para conocer la equivalencia y no caer en excesos. 
Los endulzantes provocan baja de peso: Son utilizados como una herramienta en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad ya que aportan dulzor a las preparaciones pero no las calorías que tiene el azúcar. Los endulzantes ayudan a la pérdida de peso siempre que sean acompañado de otras estrategias como una dieta equilibrada y la actividad física.
Si consumo endulzantes puedo comer más azúcar: Es importante ser consciente de que el consumo de endulzantes no nos otorga la libertad para consumir más productos con azúcar como golosinas, bebidas y productos de pastelería. Estos productos tienen como objetivo disminuir la cantidad de calorías consumidas, por eso no se deben usar como pretexto para aumentar el tamaño de las porciones de otras preparaciones. 

Realidades:
Las personas con diabetes sí pueden consumirlos: Es recomendable que las personas con patologías asociadas al metabolismo de la  glucosa (diabetes y resistencia a la insulina) opten por estos productos al endulzar bebidas y otras preparaciones, siempre utilizando las dosis recomendadas, ya que no afectan los niveles de azúcar en la sangre (glicemia).
Se pueden utilizar para cocinar: Existen diversos productos en el mercado que pueden ser utilizados para cocinar ya que pueden ser sometidos al calor del horno o la cocina y no cambian sus características organolépticas, como por ejemplo la sucralosa. 
No aumentan el riesgo de caries: A diferencia del azúcar, los endulzantes no fermentan en la boca, por lo tanto no están asociados al desarrollo de caries bucales contribuyendo así a una mejor salud oral.
No es recomendable usarlos en niños menores de 2 años: Es preferible que los niños más pequeños no consuman azúcar ni endulzantes no calóricos, esto para no acostumbrarlos desde temprana edad a los sabores dulces y no generar una dependencia a diferentes alimentos con alta concentración de azúcar entre sus ingredientes, previniendo de esta manera el sobrepeso y la obesidad en futuras etapas. 
 
 

Casino Online:


Casino Online:


Usuarios Online

Tenemos 306 invitados conectado(s)

Buscar en VI.cl